viernes, 30 de mayo de 2008

LO QUE HAY QUE HACER II

HAY QUE APRENDER A VIVIR

CERCA DE UN BORDE DIFUSO,

CUANDO SE VUELVE CONFUSO

EL TRÁFAGO DE EXISTIR.

HAY QUE VOLVER DE MORIR

CUANDO LA PARCA SE IMPONE

Y SE ANULAN LAS RAZONES

DE SÓRDIDAS EXPERIENCIAS,

HAY QUE ACLARAR LA CONCIENCIA

Y DISIPAR CERRAZONES.


HAY QUE APRENDER A SUMAR

LOS MENOS QUE DIO LA RESTA,

HAY QUE NO IR A ESA FIESTA

SI NADIE TE VA A INVITAR.

HAY QUE PODERSE EMPINAR

POR SOBRE LAS ALTAS VALLAS

QUE LA VIDA Y SUS BATALLAS

VAN PONIENDO EN EL CAMINO,

HAY QUE BEBERSE SUS VINOS

PARA PODER DAR LA TALLA.


HAY QUE VESTIRSE DE VIUDA

CON LINOS COLOR OSCURO,

HAY QUE ESCRIBIR EN LOS MUROS

UN NOMBRE A MANO DESNUDA.

HAY QUE SER CRUENTA Y SER CRUDA,

HAY QUE SACARSE LA PIEL,

DEJARLA COMO UN PAPEL

OLVIDADA EN LAS ESQUINAS,

HAY QUE POBLAR LAS CANTINAS

Y EMBORRACHARSE DE HIEL.


HAY QUE SACAR A ESA OTRA

QUE HABITA EN EL MUNDO INTERNO,

HAY QUE ROZAR LOS INFIERNOS

Y ACEPTAR CADA DERROTA.

HAY QUE ESCRIBIR NOTA A NOTA

LAS LECCIONES APRENDIDAS

PARA VOLVER A LA VIDA

DE LA MUERTE, VICTORIOSAS,

HAY QUE SACAR DE LAS COSAS

LA MORALEJA ESCONDIDA.


EN FIN, SOMOS LA RESULTA

DE LO QUE VAMOS VIVIENDO

Y EN VERSOS IR DEVOLVIENDO

LO QUE EN SILENCIO SE OCULTA.

CUÁNTAS VECES NOS INSULTA

LA LUCHA QUE SE HA EMPRENDIDO,

RESUENA EN CADA LATIDO

SU LENGUAJE PERTINAZ,

HASTA YA NO PODER MÁS

Y DEJAR EL COMETIDO.


HAY QUE MIRAR DE LO ALTO

TODO LO QUE ESTÁ OCURRIENDO

Y ENTRE DIENTES IR MORDIENDO

EL PRECIO DE DAR EL SALTO.

AL FONDO ES DURO EL ASFALTO,

SIEMPRE SE SABE QUE ES FUERTE

ENCARARSE CON LA SUERTE

Y, AL FIN, TOMAR DECISIONES,

QUE SIEMPRE ENTRE LAS OPCIONES

ANDA RONDANDO LA MUERTE.

(BC)

2 comentarios:

Walter Gonzalez dijo...

Siempre he dicho que la mejor poesía viene del corazón femenino, hasta se me erizó la espalda.
Es primera vez que visito este blog y creo que ya se convirtió en uno de mis favoritos...

Bárbara Calderón Romero dijo...

Walter:
Gracias miles!
Ya te conocí antes por Pedro Peglez de Cuba y anduve por tus páginas.
Ya ves como la décima va armando su propia red y nosotras/os nos vamos encontrando entre sus hilos.
Bienvenido amigo. No nos perdamos.
Un abrazo de
Bárbara